Somos el club de atletismo Villanueva, somos corredores populares, seguramente nadie nos recordará. Seguro que a ninguno de nosotros se nos olvidara jamás.

TRIATLÓN DE PAREJA (que no "por parejas")

Crónica de Eduardo Lozano

Nunca se me había decidido o por lo menos nunca con la suficiente convicción para dar el paso de intentarlo. Desde que leí la crónica de Talavera y sobre todo del día que se me ocurrió pasarme por la Casa de Campo para ver en vivo el desarrollo de una de las pruebas de las Wild-Wolf series,,, pufffff. Entre el espectacular montaje de la natación en el Lago, las bicis subiendo la cuesta de Garabitas y el recorrido de la carrera por el interior del parque,,,.  En fin, volví a casa haciéndome una auditoria interna del material y habilidades que reunía para afrontar aquello.



Tenía quizá la idea de que era un deporte un tanto elitista y complicado en el hacía falta mucho equipamiento y nivel. El caso es que a ras de suelo no parecía tanto. En el agua no era necesario nadar como Phelps, había bicis de todo tipo y condición, la carrera a pie transcurría como cualquier popular. Se podía intentar. 
          
A estas alturas de temporada no quedaban muchas opciones, uno en distancia Sprint en Madrid, quizá el más aconsejable, pero coincidía con la Madrid-Segovia, el de distancia Olímpica en Pareja, y el doble Olímpico de Guadalajara que,,, ya era mucha tela para empezar.

A las 13:30 quedamos en Villanueva y 45‘ después llegamos al Azud de Pareja. Una instalación espectacular que parece diseñada específicamente para el triatlón, un amplio embalse de forma regular, circuito para correr o bici alrededor y un entorno de gran belleza. 



Jesús me va contando como funciona la organización y que cosas hay que dejar preparadas en la zona de transición. Me voy dando cuenta de que es una prueba en la que “el orden” significa sobrevivir. No puedes dejar nada “para luego” ,,, y por su puesto que no se te olvide algo o lo guardes en la bolsa equivocada.

Tienes que dejar en la zona técnica lo imprescindible para cambiarte en las transiciones,  la mochila con el resto al guardarropa. Todo tiene su explicación. El dejar las zapas de la bici enganchadas en  los pedales puede parecer una frikada para arañar unos segundos pero es la mejor manera de no salir del agua y caer en la cuenta de que se quedaron en el coche. Lo que no esté en su sitio antes de empezar, después con el crono en marcha ya no tiene solución. Los detalles importan mucho, al pasar por zonas sin asfaltar los participantes levanta la bici en vilo para que la rueda no pise el suelo. Por muy buena que sea la máquina si pinchas estas fuera.




Antes de la salida, una breve charla técnica,,  y al lío.

El circuito de natación es una vuelta a un rectángulo balizado en el interior del Azud con una longitud total de 1.500 m. Algunos llevan neopreno para flotar mejor y con el que se consigue rebajar algún minuto. Realmente con la temperatura disfrutábamos en el aire y en el agua se podía haber hecho simplemente en bañador. Yo me he pillado un mono,,, bueno J,  solo por parecer triatleta. Ya se que es arriesgar mucho.



Este parte es la que más había entrenado durante Julio y Agosto y en la que tenía cierta confianza, no de hacer un buen tiempo, me salían 37:30 en la piscina y sabía que iba a quedar de los últimos pero si por lo menos de llegar con suficiente margen sobre los 50 minutos que daban como límite.



La fila de salida se forma en perpendicular a la trayectoria con lo que vamos a salir todos a la vez. Jesús me dice que nos vayamos hacia un extremo porque en el centro se monta un lío importante. Eso hacemos, estoy super-tranquilo confiando en que lo tengo  todo medido y controlado. Eso,,, hasta el instante “antes” de que suene el silbato. El instante “después” es el instante “después” de cualquier salida en una competición. Una locura.
El azul-verdoso se convirtió en una ola de espuma, como si hubiesen metido una batidora delante, con la sensación de que en lugar de avanzar nadaba a contra corriente intentando seguir al grupo a toda costa. El subidón de adrenalina de cualquier salida pero que en el agua es veneno porque no puedes intentar respirar a ritmo distinto del que braceas. A los 15 metros estaba boqueando en la superficie. ¡Que desastre!. Pasé unos segundos de auténtica desesperación.
El grupo se aleja unos metros, con el agua otra vez en calma empiezo a avanzar o por lo menos tengo la sensación de que voy deslizando al ritmo que puedo mantener. Llego a la isleta que hace de primera baliza junto con otros 3 o 4 gorros verdes que debemos ser la cola del pelotón. Al girar hacia boya amarilla de la segunda vuelven las aguas turbulentas. Nos empiezan a pasar las primeras chicas que han salido 5 minutos después que nosotros. Llevamos nadados 500 m  y su pelotón va muy estirado, una línea de gorros fucsia que me ira pasando lo que queda de prueba y puedo utilizar como referencia para no desviarme de la baliza.
El último tramo en diagonal es el mas largo pero sobre todo es el de “meta” y eso puede con todo. “Salida” y “meta” tienen su significado particular, para lo malo y lo bueno.     Al salir de agua el crono marca 39:50, es un tiempo flojillo y seguramente lo podía haber mejorado y tenga margen para hacerlo, pero,,,, eso es tema para otro día.
Cuando recorro la alfombrilla hacia la zona de transición siento el alivio de haber pasado la “eliminatoria de cuartos”.



Dentro de la zona de transición no se puede salir o entrar subido en la bici, es necesario recorrer el tramo hasta la salida al circuito andando. Para ganar tiempo es aconsejable dejar las zapas sujetas a los pedales, salir trotando descalzo, subirte a la bici y ajustártelas al empezar a pedalear.
En esto prefiero ir a “amarrar” y perder unos segundos atándomelas sentado en el suelo.


El circuito de ciclismo es un recorrido de ida y vuelta por carretera de 12 km al que hay que dar 3 vueltas para completar los 36 km totales. Tiene algún pequeño repecho pero en general es rápido con buen piso, ideal para rodar.
Me pasan algunas grupetas a toda pastilla, esta prueba debe ser el nudo del triatlón donde más pueden influir la técnica y el material.




Jesús me pasa en uno de ellos poco antes del km 6. Ha hecho un tiempo muy bueno 26:50 en la natación y me lleva ya una vuelta de ventaja. De todos modos aguantar en un grupo debe estar reservado a corredores de bastante nivel que saben ir muy juntos para aprovechar la aerodinámica, a la mínima duda te deben dejar cortado y nadie va a parar esperándote. 

Tercera vuelta, otra vez a la zona de transición a dejar el casco y la borrica y pillar mis queridas Adizero.


10 km a pie, dando 4 vueltas al carril bici que rodea el Azud. Un anillo con una forma parecida a una pista de atletismo con una cuerda de 2,5 km



Sobre el papel parece sencillo, al fin y al cabo es un diez mil llanito, para hacer MMP si fuese una carrera independiente. En realidad es así lo que ocurre es que la mayoría habremos abusado del desarrollo en el tramo de la carretera y tirado con la relación de cambio más grande que podemos mover con cierta soltura. Poco ritmo y mucha fuerza para avanzar más. Ahora, al poner los pies en el suelo y sentir otra vez el peso del cuerpo parece que las piernas no lo van a poder soportar.
Cuando llego al anillo los primeros ya deben haber terminado o estar en la última vuelta. El resto vamos prácticamente igual, a unos 5’ por km, el ritmo de un entrenamiento.   
En la primera vuelta lo paso un poco mal, estoy seco después del aire que he ido tragando en la bici y tengo que completarla para llegar al avituallamiento. En la  segunda,  tercera y cuarta voy mejorando poco a poco incluso recuperando algunas posiciones.





Al final 2:50:46, donde más que nunca diría que lo importante no es la marca, si no llegar.

Muchas gracias Esther que estuvo animando y tomando las fotos y a Jesús que hizo una gran carrera.



Enlace con todas las fotos:

Enlace con el vídeo de Guadatv:


   

DISCOVERY UNDERGROUND

 UNA LUZ AL FNAL DE CADA TUNEL, 

 CRÓNICA DE José Fernández Valencia.



Este evento se ha realizado en apoyo de la candidatura de Madrid Olímpico 2.012.

El documental completo  de esta carrera subterránea se emitirá el día 6 de septiembre a las 22:20 por el canal Discovery Max.

Yo, estuve allí. Y así lo viví.

 ¿EL PORQUE DE LAS COSAS?
La verdad es que nunca pensé que fuese a ser uno de los elegidos, pero,……tuve la suerte de que mi reto o mi historia personal fuera  una de las 100 elegidas entre las de más de 7.000 enviadas.

Esa historia, no es mejor ni peor que otras, tan solo es  eso, mí historia. Mi reto.

Esta vida de retos  con el running, que llevo paralela al margen de lo cotidiano no sería posible sin el apoyo incondicional de mí mujer, y a ella le quiero dedicar esta carrera. Gracias por estar siempre ahí y comprender lo que hago.

  ANTES DE EL COMIENZO
En un principio esta carrera o evento estaba programado para finales de julio, pero tras el trágico accidente del tren de Santiago se pospuso para finales de agosto.
Al ser una prueba de 10 kilómetros, que además no tenía un carácter “competitivo”, no la preparé específicamente, pero sin saberlo, el entrenamiento y carreras que llevé a cabo en la playa durante las vacaciones (fortalecer pies y tobillos)  me vinieron bien para correr por los túneles, luego os daréis cuenta de por qué.
A las 23:45 había que  estar en el parking frente al Santiago Bernabéu, pero para variar, y seguramente   porque sentía una prisa infernal por que llegara el momento, me presente demasiado pronto por allí,  a las 22:30, y aunque estaba montado el pequeño “chiringuito” de Discovery Max, no estaba aun en activo.
Por lo que mochila a cuestas, pantalón corto y camiseta del club enfundada me fui a dar un garbeo (palabra castiza que quiere decir dar una vuelta o rondo) por los aledaños de Concha Espina. La gente me mira raro por aquí, incluso cuando entre en un “glamuroso” bar de tapeo de la zona a pedir un café el camarero me observo durante unos microsegundos de arriba abajo. Entonces caí en la cuenta de mi pinta de indio y que estaba en territorio de los rostros pálidos.
Con el subidón del torrefacto por las venas y mis propios e irrefrenables nervios vuelvo al punto de encuentro. Ya se va viendo ambiente de corredores en la zona. Por las conversaciones, acentos y formas, me doy cuenta de que hemos venido de media España. Por las pintas y ademanes, me doy cuenta de que hay mucho corredor/ora, mucho ultrafondista, mucho popular y sobre todo muchas ganas.

Desde un altavoz empiezan a darnos las primeras instrucciones.

Digo mi nombre a la señorita y al buscarme en la lista me encuentra,  JOSÉ FERNANDEZ VALENCIA, pues sí, sí que la voy a correr, pues no, no es un sueño.

Recojo mi camiseta, el casco, el formulario de participación (DECLARA Y ACEPTA) y  las hojas de instrucciones de seguridad (que no quise leer muy  a fondo…no vaya a ser...). Me dan una pulsera de color azul  que corresponde al grupo que me han asignado (dividieron la salida en dos grupos de 50 para evitar demasiada aglomeración en la misma).

Recibo un mensaje de Edu dándome ánimos. Llamo por última vez a casa y….

Y todos al metro. Nos dan un sencillo a cada uno y al grito de! ITO, ITO, ITO el metro gratuito!  Nos metemos en las tripas del underground.



Llegamos a Tres Olivos, donde tenemos que esperar el paso del último convoy para poder comenzar. Mientras, la organización hace entrevistas y reparte un ágape en forma de bebida isotónica, agua y barritas energéticas.

EL REBANADOR EN EL TÚNEL
Algo estaba a punto de ocurrir, y una vez que hubiese pasado, nada volvería a ser lo mismo.



Ya queda poco, caliento con el resto por el andén de la estación de Tres Olivos. Pruebo a hacerlo con el casco para acostumbrarme a él y parece que no tendré más problema que el añadido del calor.
Estamos en la salida, las 2:37 aproximadamente. Olvidamos los bostezos. Alzamos las manos. Aplaudimos.
Al grito unísono  de 5, 4, 3, 2,1….los cien atravesamos el telón hecho jirones de Discovery Undergraund y salimos al escenario de túneles, vías, traviesas, rejillas, balizas, etc.  que el travieso tramoyista nos ha preparado.
Somos cien los protagonistas sobre el escenario. No hay papeles secundarios. Discovery se ha encargado del vestuario, el sonido, la dirección y la filmación de esta obra. Ahora, llegado el momento, cada cual debe redactar su guion y escribir su historia. Que sea una obra maestra o no dependerá de la crítica.



Todo el que pensase salir a 3:30 y no se le hubiesen quitado las ganas con lo explicado por el “speaker” por el altavoz justo cinco minutos antes de la salida (nos advirtió que en los primeros 200 metros había muchos elementos que había que evitar)  se da cuenta de que el nacimiento de la carrera es un “campo de minas”, lleno de traviesas,  cables, calces, semáforos con peanas, etc. Pero siendo villano, por ende poco cauto, intento zafarme con saltos, requiebros, piruetas, gambeteos  y aceleraciones. En vano, porque hay que ir piano, piano.
Tras todo esto cojo mi carril “despejado”, con cuidado de llevar una línea de zancada lo más recta posible para no tropezar con las uniones de las vías al suelo por un lado y las rejillas por el otro, que ya nos han advertido que si las pisas se hunden. Esto es difícil para un percherón, pero por una vez  intento ser el equilibrista en el alambre.
Aquí tienes cuatro “carriles” por los que correr, dos entre vía y vía y  dos en cada lateral. Avanzando por ellos y cada diez metros aproximadamente tienes una especie de junta de dilatación de unos diez centímetros de ancha que atraviesa de lado a lado la totalidad del suelo del túnel  y que tienes que saltar para no meter el pie, torcértelo y caer (alguna caida hubo, por suerte no mía, por suerte sin consecuencias graves).
Voy  contando seis zancadas más saltito, pero de vez en cuando me encuentro con algún cable, alguna pequeña baliza que tienes que "salvar" también.
Con todo, ya empiezo a avanzar al ritmo que mis sensaciones me dan, aquí no sirve el Garmin, ni hay puntos kilométricos de referencia, solo te sirve sentir,  percibir, correr liberado del crono en lugar de pensar, aquí no hay rival, ¿las cabezas?, bueno.
Miro el túnel, que parece inacabable delante de mí, con luces que se pierden en lo que parece un infinito y como diría Buzz, más allá. Los focos dirigen una estela  blanquecina que atraviesa la oscuridad hacia las alturas, señal inequívoca de que vamos cuesta arriba. Al ir montado en un vagón del metro tienes la impresión de que esto no ocurre y que siempre vas por terreno llano, pero en realidad está lleno de subidas, bajadas, y de grandes curvas por los confines subterráneos de Madrid. Os doy mi palabra.

Cada 500 metros hay un voluntario, en algunos casos dos, con lo que parece  (un desfibrilador).

La seguridad elevada al máximo exponente. Casi me atrevería a decir que había un voluntario por corredor, sino más. Que despliegue.

Cuando te acercas y pasas al lado de los túneles de ventilación tienes la impresión, por el ruido,  de que esta llegando el metro, te dan ganas de mirar hacia atrás para ver si realmente se te viene encima, pero si haces esto es un error ya que seguramente tropezaras, por lo que hay que abolir ese pensamiento y seguir rodando.
Así, subiendo, llegamos a la primera luz, la de la estación de Montecarmelo (el barrio de Miguel), al llegar a cada estación las vías se juntan en sus cambios y tienes que andar por encima de las traviesas de hormigón, hay quien las supera con saltos, otros corren, otros tropiezan, yo  y mi 45 hacemos  lo que podemos.
Desde aquí hay una gran bajada hasta la siguiente estación, Las Tablas, donde nos espera el primer avituallamiento y la melodía de la Creedence tocada por un guitarrista, que parece el típico músico loco del metro de Madrid, será, pero  ¿quién está loco aquí?.
¿Have you seen the rain? nos pregunta cantando, pero aquí dentro es complicado ver llover.

Ahora vienen tramos de sube y baja hasta  llegar al brillo de la estación Ronda de La Comunicación. Después, el fulgor  de la estación La Granja, donde afrontamos el tramo más largo  sin ver la luz, un tramo suave hasta llegar a la penúltima, en  La Moraleja, para subir hasta la meta en Marques de Valdavia, empapado de sudor levanto los brazos y atrapo una nube luminosa. Allí me esperan una decena de corredores que ya han llegado antes que yo, entre las vías, haciéndome el paseíllo, me aplauden. 
Total.



Han sido 44 minutos por los túneles, pero no me hubiese importado que hubiese sido más. La experiencia, es única.

 DESPUES DE….
Sin duda, esta será una carrera que sumaré a mi curriculum con letras de oro.  He conseguido atrapar otra nube, esta desde el subsuelo al cielo de Madrid.

Volviendo a casa a las cinco y media de la mañana, con el frescor nocturno entrando por la ventanilla rememoro en mi mente la experiencia vivida, y pienso si me ha servido de algo. Esta carrera, esta vida del running, que vivo al margen de la otra, la cotidiana. Porque en última instancia, una vida no es más que la suma de hechos, a veces buscados, otras casuales y que vienen a ti por azar como era el caso. Y no sé si en adelante correré más deprisa, lo dudo. Si llegaré más lejos. Si seré mejor o iré a peor. Si habrá sueños que cumplir o nubes que poder atrapar.
Solo sé una cosa, lo he visto claro en esta carrera, y es que al final de cada túnel siempre hay una luz. En cada cual está el llegar a ella. Eso sí, que tampoco te ciegue, porque si jamás fuese de noche no podríamos disfrutar del amanecer.
Sin duda, que el sábado 7 de septiembre, Madrid vera el  final de ese túnel en el que lleva unos años metido, y será la luz de la ansiada Olimpiada. MADRID 2.020. Esperamos qué, esa luz sea valorada, y bien dirigida para ayudar a la gente que está pasándolo mal, en la sombra del día a día.

Enhorabuena y gracias por darme esta oportunidad de  contarlo a la organización, lo hicieron genial.


Me imagino que después de la emisión del documental colgaran las miles de fotos que nos hicieron. De momento en esté post y con permiso de ellos cuelgo las pocas que me hice o encontré en la red.


                                                      UNDERGROUND



FIN DE SEMANA VERANIEGO – VILLANO

Para seguir calentando motores de cara la temporada que se nos viene encima y continuar engordando la leyenda villana que reza "las corremos todas", este fin de semana acudiremos a dos citas especiales y muy particulares.

Además hay propuesta una QUEDADA EN EL LIDL de Azuqueca para el sábado 24 a las 8:30, para realizar 13 o 14 km. (que ya serán 15 0 16) Gacela, Bea y Sr. Serrano estarán seguro.

Sábado 24 a partir de las 17:00 en Pareja se disputa el TRIATLON DE PAREJA.

Allí estarán representando al club:
                                  Jesús Romo y Eduardo Lozano.




Madrugada del sábado 24 al domingo 25 a las 2:30 en el subsuelo de Madrid se celebra la DISCOVERY UNDERGROUND. Aplazada en su día por el accidente del tren de Santiago.

Enlace de entonces:


Allí estará representando al club:

                                            José Valencia.






RESEÑAS DEL VERANO DEL 2.013 III PARTE

CARRERA DE ALALPARDO 17-08-2013  20.30 HORAS

Manuel Briones Barragán. El que las corre todas

Después del palizón del domingo pasado en los picos de Europa,  me presento en la localidad vecina de Alalpardo, para intentar defender mi TERCER  puesto de veteranos del año pasado. Nada más empezar a calentar,  vi que iba a ser difícil porque el nivel era bastante bueno y mis piernas estaban duras como piedras.



Charlé antes de empezar la prueba con un compañero en la aventura de Asturias. Coincidió que el domingo,  como yo, el también paso las de Caín. Luego para sorpresa mía también hable con el ganador de los 100 km MADRID-SEGOVIA del año pasado.

A lo que vamos, la carrera fueron 3 vueltas a un circuito exigente de 3100m,  la primera vuelta  cómo tenía las piernas aun frescas  fue  bien. Pero la segunda vuelta ya veía que lo iba a pasar mal, aunque  aguantaba aun a sabiendas de que  la tercera iba a sufrir como un perro, pero solo me adelantaron 2 corredores.

Que vamos hacer, al  final quedo el 17º de la general y el 6º de la categoría con un tiempo de 38m30s.

Lo  mejor es poder refrescarte  en la piscina municipal de ALALPARDO.



COMO SIEMPRE AGRADECER A MI FAMILA QUE ME ACOMPAÑAN SIEMPRE QUE PUEDEN.
BUENO VILLANOS,  YA TENGO GANAS DE VEROS.


 ESPERO VEROS EN EL CASAR EL DIA 7  DE SEPTIEMBRE PORQUE ESTE AÑO A CHILOECHES NO PUEDO IR POR TRABAJO.

RESEÑAS DEL VERANO DEL 2.013 II PARTE

MEDIA MARATON DE RUENES.

NUNCA MAIS. Por Manuel Briones.

Ante todo comienzo diciendo que de todas las carreras que llevo en mi vida, la del domingo pasado, fue la más dura y en la que más he sufrido.




Todo comenzó a las 9 horas en el bonito pueblo de Ruenes,  a 10 km de Arenas de Cabrales,  en pleno picos de Europa. Se dio la salida y los primeros 3 km fueron de bajada para empezar una subida a una montaña de 995m de altura, pero el problema no era la altura, sino la poca distancia que teníamos para subirla.  Luego 4 km  de bajada increíble hasta el primer avituallamiento en el km 10. La cosa ya estaba fea porque miro el reloj y veo que llevo 2 horas , no me he equivocado he dicho 2 horas, en ese tiempo ya me había dado tiempo a romper las zapatillas, a caerme a unos pinchos y caerme un par de veces bajando y todavía quedaba lo peor.
Quedaban los últimos 11 km  y teníamos que subir del km 10 al 17, 800m de desnivel ¡¡eso es la locura!! Cuantas veces  me dije que hago yo aquí, solo deciros que un pastor con una lechera a su espalda subía más deprisa que yo. No veía el final, cuando coronamos, nos quedaban 4 km de bajar lo que habíamos subido. Un poco de fuerzas  tenía todavía  pero estaba tan inclinado y era tan técnica la bajada que caí otras  4 veces más. 
Por fin,  a 100 metros  veo  a mi familia y a todo el pueblo en la meta.

Llegué por fin a la meta después de  5horas y 20minutos.





Por cierto, lo mejor, la comida que nos dieron después del palizón y como no, el paisaje envidiable de nuestros picos de Europa, siempre increíbles.
Siempre que acabo una carrera que me gusta,  aunque sufra, digo volveré. Esta de momento, la dejo apartada…..




AGRADECER LA PACIENCIA DE MI FAMILIA ESPERANDOME EN EL META DURANTA TANTO TIEMPO.

RESEÑAS DEL VERANO DEL 2.013 I PARTE

                     ARENAS ALICANTINAS         
José Valencia y Nati Lahoz.

(Esta crónica ya estaba escrita cuando sucedido el fatídico atropello que acabo con la vida de nuestro gatito Kuki, aun así y pese a la tristeza la publico y está dedicada a él, que colaboro a que las vacaciones de este año fueran inolvidables. NUNCA TE OLVIDAREMOS mí pequeño Sandokan).


Arenas Alicantinas se denomina el circuito de 9 etapas que se realiza desde junio  hasta septiembre por las playas y calas de la Costa Blanca.
En cada fecha de disputa se realizan dos especialidades, primero un Cross y después una travesía a nado (como yo no se nadar a galeras a correr), diferenciándolas entre si como competiciones diferentes.
Arenas Alicantinas es algo parecido a “nuestro” Circuito Diputación. La particularidad es que las 9 pruebas a pie se disputan de entre un 50% a un 100% por la misma orilla de la playa (por esto lo denominan Cross) dependiendo del trazado de cada carrera. Esto hace de ellas que sean, cuanto más se transite por la arena, más duras que otras pruebas al uso con el piso más firme. Hay que tener en cuenta que cada metro que se disputa por la arena ralentiza el ritmo que por ejemplo se podría llevar en un circuito por asfalto o incluso por caminos. Además del añadido desnivel que se lleva en la pisada, ya que no corres sobre un ángulo totalmente plano, algo así como correr por una calle con un pie por la acera y el otro por la carretera. ¿Quién dijo que a nivel del mar se corre más rápido?, seguro que el que lo dijo no lo hizo “tan al nivel”.
Al margen de esto (o con este añadido) las carreras suelen ser espectaculares, todas al amanecer (8:00 AM) con el sol pintando el Mediterráneo desde el horizonte, empapando los pulmones de salitre y sintiendo el agua y la arena en tus zapatillas (calcetines y pies).
Coincidía que dos de esta ETAPAS (la 5ª y la 6ª) que se celebraban los días 4 y 11 de agosto se disputaban el las localidades Alicantinas de Urbanova y El Campello. Estando dos villanos en San Juan del 1 al 15 de este mes, a 20 minutos de una y 20 segundos de la otra….PUES ESO…

“Mediterráneo, ruta de calor
Mediterráneo, al templo del sol
Mediterráneo, noches de luz y calor”….

4 DE AGOSTO – URBANOVA – 8:00AM – 26 GRADOS / 54% HUMEDAD- 6 KM. (500 metros de paseo, resto por la playa).
Lo primero que te causa extrañeza al llegar es no conocer a nadie, aunque compruebas que el resto de corredores, la mayoría, se conocen entre sí y por los gestos intuyes que de muchas batallas. Calentamos, poco como suelen hacer los Villanos, y nos colocamos en el arco de salida.



Al pistoletazo toca gresca y salgo al ataque con los puños por delante, como un boxeador que quiere acabar rápido y por KO con su rival, los primeros 300 metros que son de paseo marítimo marco un ritmo de 3:54 y aunque delante de mí van unos 30 corredores no me importa, lo suponía (no por irte a 400 km. de distancia la gente iba a correr menos o tú más que ellos, en todos los sitios como diría el refrán “cuecen habas”, “habichuelas” y “garbanzos” y aquí había nivel, como no podía ser de otra forma).  La velocidad de ataque sin repliegue me duro los 300 metros reseñados, aquí torcemos para adentrarnos en la playa (y su arena) (y su agua) y mis piernas echan el freno de mano, se hacen pesadas, se hacen lentas. Siguiendo la hilera de corredores por la orilla esquivo la primera ola, esquivo la segunda y casi derribo a un corredor que me adelantaba por la derecha, a la tercera fue la vencida y el agua me cala las Gliceryn, los calcetines Kalenji, las plantillas Piesplanos, me desplaza las taloneras al mediopie y me empapa hasta los tobillos. A partir de ese momento no hago por eludirlas y sigo la estela del horizonte lo mas recto que mi cuerpo de percherón  me lo permite. El crono se va en cada km. Ya no soy el osado púgil del primer asalto, ahora soy un armario empotrado tratando de parapetarme tras los guantes y recibir el menor número de golpes posibles. Pero como no soy de los que arroja la toalla apretó los dientes y encajo lo mejor que puedo.





Mientras chapoteo a la vuelta  algo me deslumbra, es Nati con su sonrisa, nos miramos, nos piropeemos,  resoplamos y seguimos.
Los últimos metros son de nuevo en el paseo, esprinto a un paisano que me quiere dar caza desde hace unos metros y me viene “castigando el hígado” y de paso me llevo otra testa para la saca con un crochet de derecha a la par que llevo mi pulgar al cuello para que quede claro de que CLAN soy.
Recojo la bolsa, me cuelgo la medalla y chapoteando de nuevo con las taloneras en medio de la zapatilla (ahora creo que sé como se siente un Drag Queen encima de sus plataformas) me voy en busca de la chica de la eterna sonrisa. Y allí llega, miro el crono (me había advertido que, viendo el panorama de la carrera, se iría a los 45 minutos) y esta en la barrera de los 39 minutos.



OTRA EXPERIENCIA. 

Acudimos al listado de clasificación y para nuestra alegría Nati ha quedado SEGUNDA DE SU CATEGORÍA, por lo que sube al pódium (80 kilos de arena y 20 litros de agua sacados de nuestras zapas después). CAMPEONA.



“Mediterráneo, tierra de pasión
Mediterráneo, ruta de calor
Mediterráneo, eterno verano al sol”


11 DE AGOSTO – EL CAMPELLO – 8:00 AM – 26 GRADOS 73% DE HUMEDAD – 7 KM. (100% por la arena).
XXII Cross del Amanecer, una prueba mítica por estas tierras, entre otras cosas por ser la más antigua de este tipo en celebrarse. En otros tiempos allá por el 2.006 antes de ser un Villano la dispute.
Aunque cayéndonos de la cama estábamos en la línea de salida, como siempre llegamos a la misma con el tiempo justito para calentar 20 segundos y un progresivo y medio (¿para que la técnica de carrera?) antes del disparo del comienzo.
Se nos hizo tarde entre otras cosas, y al contrario que en Urbanova, porque aquí si vimos caras amigas y conocidas.
Jota (José Miguel Castellanos) había venido desde La Marina, su lugar de veraneo,  para correrla por (como  mínimo) segunda vez.



Ayala (el que corre más carreras que Manolo) había venido con un colega desde Benidorm, su lugar de veraneo, para correrla por (como mínimo) segunda vez.


Muy grandes los dos (Jota y Ayala).


Sabiendo como se las gastaban las olas, en esta ocasión me calce las zapas viejas con más de 1200 km. que traía para conducir en el viaje (y sin taloneras, no vaya a ser...). Nati no tenía opción de cambio, pero aunque la semana previa tenía alguna duda, al final no se arredro.
En esta ocasión y sabiendo a lo que me enfrentaba me plantee (e increíblemente llevé a cabo) un ritmo de crucero (surfista más bien) para intentar bajar de 30 minutos, que viendo tiempos de otros años y la experiencia de Urbanova era un reto difícil pero asequible.



En la ida voy a la par que Ayala, que se queda rezagado a la vuelta (km. 3,5), en esta ida me cruzo con Jota que va increíblemente ligero, nos damos un pequeño toque con la mano.
A la vuelta me vuelvo a deslumbrar con la sonrisa de mi chica…



Al final consigo el objetivo de bajar de 30 minutos. Regreso sobre mis propios chapoteos a por Nati, que según sus cálculos (39 de la anterior más un kilometro) se iba a ir a los 45 o 46 minutos, pero llega a meta en menos de 44 minutos, 7ª de su categoría.
Tras los abrazos, conversación, fotos con los amigos, arena y agua salada, regresamos a nuestras vacaciones (aunque estas dos carreras han sido parte de las mismas).

6,000 metrosURBANOVA 155 LLEGADOSTIEMPOPOS. CATEG.
37JOSÉ FDZ. VALENCIA0:25:25
131NATI LAHOZ ARROYO0:39:02

7,000 metrosCAMPELLO 279 LLEGADOSTIEMPOPOS. CATEG.
56JOSÉ FDZ. VALENCIA0:29:25
268NATI LAHOZ ARROYO0:43:50





JOTA Hizo 27:30 y fue 6º de su categoría.
AYALA Hizo 30:11 y fue 10º de su categoría.





Si queréis saber además como fueron nuestras vacaciones, solo tenéis que tararear la letra de “Los Rebeldes”.

Qué agobio de verano en Villanueva
Tengo el cuerpo empapado en sudor 
Se me cae la casa encima 
Yo ya no aguanto el calor 

La vida ya no es vida en la ciudad 
Llegó la hora de cambiar asfalto por mar 
Cansado de vivir en una jaula como un animal 

Quema la ropa de invierno y prepárate para viajar 
Que la tierra prometida está más cerca de lo que puedas pensar 
California ya no existe, el sueño acabó 
Pero yo sé de un lugar donde brilla el sol 
Déjame llevarte este verano donde está la acción 

Mediterráneo 
Ruta de calor 
Mediterráneo 
A templo del sol 
Mediterráneo 
Noches de luz y color 

Mediterráneo 
Tierra de pasión 
Mediterráneo 
Ruta de calor 
Mediterráneo 
Eterno verano al sol 

Si buscas sensaciones aquí hay algo realmente especial 
Si quieres un paraíso esto es lo más parecido que vas a encontrar 
Si buscas algo que dinero no pueda comprar 
Y si quieres ver a Mescalina nadar 
No hay mejor rincón en el planeta si quieres soñar 

Nos veremos en Urbanova, Santa Pola, Guardamar y Mahón
Correremos en Valencia, en Alicante, en El Campello y Benidorm 
Desde l'Escala hasta Playa San Juan 
En Cadaqués, en Sitges, playa libertad 
Seremos los elegidos, corriendo en el templo del Dios del Mar
.


                                                         Para KUKI.

CERRADO POR VACACIONES

Tras un año en el que hemos corrido desesperadamente (como en los cuatro anteriores), y de contarlo aquí con pelos y señales nos tomamos unas pequeñas vacaciones hasta el día 15 de agosto.
Os deseo que lo paséis bien y descanséis todo lo posible, pero no dejéis de correr, que al fin y al cabo es lo que nos une.
Cargar las pilas que la próxima temporada será, seguro, la mejor de las vividas, corridas y contadas hasta ahora. En vuestros corazones y  piernas esta.

Y no os olvidéis de mandar al correo del club las crónicas, fotos y resultados de esas carreras que hagáis en vacaciones.



Nos vemos por los caminos….


Aquí abajo, donde pone comentarios podéis seguir quedando (pero no se lo digáis a nadie…)