Cuando los sueños se hacen realidad hay que ver lo que te duelen las piernas al despertar

Temporada 2016-2017 - Capitulo III – Estrozapiernas Braojos de la sierra



              Pronando por la sierra con las piernas estrozas.



Braojos de la sierra es una pequeña pero coqueta localidad de la Sierra Norte de Madrid, situada en la Sierra de Guadarrama.

Dentro del plan de preparación para el maratón de montaña del 15 de octubre, y como cerca de nuestra localidad (Villanueva de la Torre) no hay terreno para una preparación específica por desnivel y dureza, pues me marque esta carrerita en el calendario. Además el nombre sonaba guapo “ESTROZAPIERNAS”. Era un sitio ideal para probar sensaciones a mes y medio del dia D.


Salida a las 9:30. Ya empezaba a apretar el amigo Lorenzo.


Primeros 4 km por “llano” y camino sin una sola sombra que llevarse a la chepa y la calva.



Primer avituallamiento en el 4, aprovecho para rellenar lo poco gastado del bidón. Y tomo aire para comenzar la primera subida del día. Alzo la mirada, cortafuegos de un desnivel muy considerable, con rampas del 28 al 30%, sin sombras, pasando de los 1200 a los 1500 metros. Subo a buen ritmo, sin hacer descansos y con las pulsaciones en zona de fartlek.

Al terminar, sobre el km. 5 y hacer una pequeña bajada, vuelven  las subidas, menos duras pero sin dejar de picar para arriba. Pero con mucha arboleda lo que la hace más amena. Aquí empiezo mi cuenta “de cabeza” 100 andando, 100 corriendo, plas plas, zas zas, hasta llegar a los 9.600 metros de carrera y el pico más alto de la misma situado en los 1840 metros. Aquí está el segundo avituallamiento, liquido y solido. Por error bebo agua y me refresco con isotónica de limón. Es lo que tiene no ser ingeniero...

Tras reponer fuerzas, hacer un par de fotos y mandar 6 whassapp emprendo la bajada, larga y sin sombras, a pecho descubierto y desprendiendo olor a frutos del campo (la isotónica).


Bajamos hasta los 1600 metros. Pero aún quedan dos subidas más por sendos cortafuegos, de esas que te dejan sin aliento, seco y con las pulsaciones a tope, las dos por encima de los 1700 metros de altura.



Vuelvo a parar en los dos siguientes avituallamientos. Esta vez tengo más cuidado y me fijo en el color del líquido que sirven con garrafas. Me entretengo un ratillo, no tengo prisa.

Tras el último avituallamiento empieza una zona difícil de bajar por las piedras sueltas y el desnivel, pero pronto empieza a llanear con tendencia a la bajada en una pista forestal, donde empieza, quizás la parte más fea de la carrera. Empieza a cascar de lo lindo el sol en una zona sin árboles. Así  me voy acomodando el ritmo hasta bajar de los 5 el km. y llegar a meta con muy buenas sensaciones...

Gran labor realizada por todos los voluntarios del Team Braojos y su preocupación porque todo saliera bien. Los avituallamientos de lujo. Y al final jamón y bocatas de chorizo y salchichón. Eso sí, camiseta de algodón solo para los primeros inscritos y la hora de salida (9:30) para la temperatura que hacia se me hizo demasiado tarde. Pero creo que repetiré el año próximo si las piernas lo permiten.

Una carrera más dura de lo que pensaba, pero que me dejo un regusto dulce. Preciosos senderos, duros cortafuegos,  por vías pecuarias, pasos por algunos arroyos,  para sufrir y disfrutar  a partes iguales de este bello entorno. 



21.400 metros  (1200 m. desnivel positivo



PUESTONOMBRETIEMPOCONTROL1CONTROL2CONTROL3
47JOSE FERNÁNDEZ VALENCIA2:40:290:27:361:15:052:11:58

No hay comentarios: